Información sobre las medidas A y B

Las medidas A y B en la boleta electoral del condado de Ventura darían a la Junta de Supervisores un poder sin precedentes y prácticamente ilimitado para forzar arbitrariamente la suspensión de la producción de petróleo y gas existente en nuestro condado. El cierre de nuestra producción estrictamente regulada conduciría a una mayor dependencia del petróleo extranjero, precios más altos de energía, la pérdida de miles de puestos de trabajo, y de decenas de millones de dólares en ingresos utilizados para los servicios vitales de la comunidad.

Las medidas A y B son una toma de poder sin precedentes por parte de los políticos.

La producción de petróleo y gas del condado de Ventura ya está sujeta a una estricta supervisión por parte de expertos independientes de agencias federales, estatales y locales. Estas agencias tienen la autoridad para revocar los permisos y suspender la producción si los productores locales no cumplen con sus estrictos requisitos de funcionamiento y las altas normas ambientales. A pesar de esto, la Junta de Supervisores está impulsando las medidas A y B para otorgarse nuevos poderes para anular las regulaciones estatales y federales, ignorar las recomendaciones de los expertos científicos y suspender la producción de petróleo y gas existente en el condado de Ventura – por casi cualquier razón, incluyendo razones políticas.

Las medidas A y B obligarían a California a importar más petróleo extranjero, haciendo que los precios de la energía sean aún más altos.

Los californianos ya pagan los precios más altos de la energía en el país, y las medidas A y B podrían aumentar los precios aún más. Todo el petróleo y el gas que se produce en California se utiliza aquí mismo, pero todavía no producimos suficiente energía para satisfacer nuestras necesidades. Como resultado, California importa ahora alrededor del 75% del petróleo que utilizamos, sobre todo de países extranjeros.

Las medidas A y B provocarían la suspensión de la producción local de petróleo y gas y reducirían aún más nuestro suministro, forzando la importación de petróleo extranjero aún más caro para compensar la pérdida. Gran parte de este petróleo extranjero procede de países inestables con normas deficientes de derechos humanos, medioambientales y laborales. Cuanto más dependamos del petróleo extranjero, más vulnerables serán nuestro abastecimiento energético y los precios de la energía a los conflictos geopolíticos y la inestabilidad. En un momento en el que los precios de la energía nunca han sido tan altos, A y B son propuestas desacertadas que no tienen sentido y que serían muy costosas para las familias y las empresas locales.

Las medidas A y B supondrían la pérdida de miles de puestos de trabajo y decenas de millones en ingresos fiscales locales.

Según un informe reciente, las medidas A y B tendrían importantes repercusiones económicas negativas, además del aumento de los precios de la energía. Se prevé que las medidas causen la pérdida de más de 2.000 puestos de trabajo que son cruciales para las familias trabajadoras de todo el condado de Ventura. A y B también darían lugar a la pérdida de más de $ 56 millones en ingresos fiscales vitalmente necesarios de la producción local de petróleo y gas que se utilizan para apoyar a nuestras escuelas locales, los bomberos, la seguridad pública y otros servicios.

Las medidas A y B no tienen ningún efecto sobre la seguridad del agua potable.

Los políticos que promueven las medidas A y B están utilizando tácticas de miedo sobre la seguridad del agua del condado de Ventura. El agua del condado de Ventura es segura y cumple con todas las normas estatales y federales de agua potable. Nuestros acuíferos ya están protegidos por la estricta supervisión de las agencias locales, estatales y federales, que tienen la autoridad para cerrar cualquier pozo que corra el riesgo de causar la contaminación del agua. Además, un importante estudio realizado el año pasado por el Servicio Geológico de EE.UU. no encontró pruebas de que el agua del condado de Ventura se haya visto afectada por las operaciones de producción de energía. Las medidas A y B amenazan con aumentar los precios locales de la energía, eliminar miles de puestos de trabajo bien remunerados y reducir los ingresos fiscales y los servicios locales, sin aportar absolutamente NINGÚN beneficio medioambiental.

Únase a la coalición

Únase a la coalición de familias, agricultores, empresas y organizaciones comunitarias del condado de Ventura para urgir el NO a las medidas A y B.